El alimento básico en las cocinas de la humanidad, el caso de Mesoamérica
1 diciembre 2014
Contenidos de sabor para leer la historia y vida social de la Huaxteca
1 diciembre 2014
Agroecosistemas mexicanos: pasado y presente

 

Número: ITINERARIOS, Vol. 6/2007

Autor(es): Alba González Jácom

Artículo: Ver PDF

Para citar: http://itinerarios.uw.edu.pl/agroecosistemas-mexicanos-pasado-y-presente

Resumen:

El texto trata del origen del maíz y los sistemas agrícolas resultantes de los procesos de domesticación y adaptación de las plantas a condiciones locales. El maíz no fue la primera planta domesticada, pero sí la más importante en Mesoamérica; asociada con otros cultivos, economía, creencias, ciclos rituales, formas de organización social y fue parte de la cosmovisión nativa. La milpa era un policultivo con básicos, plantas medicinales, ornamentales, para obtención de fibra, o combustible. Aunque las plantas cultivadas de la milpa han cambiado, las variedades de maíz, frijol y calabaza siguen siendo esenciales en la dieta. Los huertos son sistemas agroforestales antiguos, que ocupan espacios reducidos cerca de las viviendas. Sus indicios prehispánicos están en el valle de Tehuacan, en zonas con abundante vegetación natural, donde hay plantas inducidas por el consumo humano (mesquite, chupandilla, nopal, nanche, aguacate, ciruela y cactáceas). En el virreinato se combinaron plantas y manejos de huertos prehispánicos con la huerta española; incluían frutales, flores, hortalizas, nopales, parras, espárragos, alcachofas y condimentos. Estudios ecológicos en huertos actuales de Tlaxcala prueban su alta biodiversidad (árboles, plantas medicinales, maíz, frijol, haba) y su permanencia a través del tiempo. Enfrentan pérdida acelerada del conocimiento agrícola, disminución de la diversidad y de su sostenibilidad.

 

Palabras clave: maíz, teosinte, glumen, domesticación, milpa, huerto, diversidad, Altiplano Central, mayas, Tehuacán, Tlaxcala